Translate

viernes, 28 de diciembre de 2012

Pestiños de la abuela


Hola muy buenos días a todos! Qué tal estáis pasando las fiestas? En mi casa estamos pasando unos días agradables y degustando estas delicias que tanto nos gustan. He hecho pandoro, panettone, cupcakes navideños...pero los pestiños tradicionales no se pueden pasar por alto en estas fechas en mi casa. Mi abuela, de quién procede la receta, los ha hecho cada año y nos juntábamos las tres generaciones, abuela, madre e hija, para elaborar esta receta tan especial por estas fechas. Tengo grabado en mi memoria olfativa el aroma de la canela en casa mientras se hacía el almíbar. Cada vez que va llegando el día 24 en adelante, suelo revivir esos recuerdos de niña que, cada año, se reafirman al volver a elaborar estas delicias que tan bien sientan para acompañar el café junto a la familia. Mi abuela ahora no puede amasar pero nos contempla a mi madre y a mí esperando ansiosa para degustar el resultado.
La mayoría de los pestiños suelen ir acompañados de miel. En nuestra familia lo hacemos con un almíbar ya que la miel nos resulta demasiada melosa pero podéis hacerlo como más os guste. Os paso la receta y ya decidís. 

Pestiños de la abuela

Pestiños de la abuela!
Ingredientes

Para la masa
- 1 kg. de harina
- 250 ml. de aceite de oliva
- 250 ml. de vino blanco o manzanilla
- 100 grs. de matalauva
- 25 gramos de levadura fresca de panadero
- la cáscara de una naranja agria
- una pizca de sal

Para el almíbar
- 1 kg. de azúcar
- 1 litro y medio de agua
- una cáscara de limón
- 1 rama de canela

Preparación

En primer lugar hacemos el preparado con el aceite.Vertemos en una sartén el aceite y cuando comience a calentarse le agregamos la matalauva y la cáscara de la naranja agria para que se impregne de los aromas. Cuando se dore todo, colamos el aceite, retiramos y dejamos enfriar.

Mientras reposa el aceite, hacemos un volcán con el kilo de harina en un bol grande y le agregamos en primer lugar la levadura de panadero disuelta en 150 ml de agua templada. Luego incorporamos poco a poco el vaso de vino, la pizca de sal y por último le vamos añadiendo el aceite ya templado.

Si os gusta algún licor en especial podéis añadirle un poco, aunque con el vino que lleva la masa es suficiente. En nuestro caso, le añadimos un chorrito de anís.

Detalle de la masa
Amasamos bien, hacemos una bola, tapamos con un paño de cocina y dejamos levar una hora, hasta que doble el tamaño. Aprovechamos este tiempo para elaborar el almíbar. En una olla o cacerola grande, añadimos el kilo de azúcar al litro y medio de agua, la cáscara de limón y la rama de canera. Podéis agregar media rama más si os gusta el aroma a canela, como es mi caso ;p Lo ponemos a fuego lento y lo dejamos hervir hasta que tome una consistencia acaramelada. Para comprobarlo cogemos una cuchara y vertemos a modo de hilo en un plato para ver el espesor que tiene.

Una vez transcurrido el tiempo de levado, volvemos a amasar para expulsar el aire y dividimos la masa en varias porciones que iremos estirando y dándole la forma que deseemos. Para darle un toque distinto y original, hemos utilizado unos cortapastas con formas navideñas. Vienen muy bien y la masa se corta muy fácilmente. Podéis hacer los típicos canutillos, rombos...como deseéis!

A cortarlos!

Freímos en aceite abundante de girasol y ponemos papel secante para que eliminar el exceso de grasa. Cuando el almíbar esté frio, lo vertemos en una fuente o un tupperware y le vamos añadiendo los pestiños que se hayan enfriado. Dejamos reposar antes de consumir. Para decorar, les he puesto unas bolitas de colores, un toque de color que siempre ha dado mi madre y que me encanta ^^

...Y los freímos!
Ésta ha sido la receta de los pestiños de mi abuela, espero que aquellos que soléis comprarlos os animéis a hacerlos. No es difícil, hay que tener tiempo eso sí y si alguien os ayuda mejor. Para nosotros es prácticamente un ritual y os brindo nuestra tradicional receta para que podáis comenzarlo si os apetece!

Dejamos enfriar y ...al almíbar!
Por mi parte, desearos que sigáis pasando unas Felices Fiestas y que tengáis un Próspero y Feliz año nuevo! Vuelvo pronto con alguna que otra receta navideña más!!! Un abrazo!!!!!

Están deliciosos!







martes, 18 de diciembre de 2012

Cupcakes navideños

Hola a todos!!! Estamos a seis días para nochebuena y ya se empieza a notar el ambiente navideño ¿verdad? Me refiero a que se nota mucho más que antes pues llevo viendo polvorones y demás en el supermercado desde octubre ;p
Si la semana pasada publicaba la receta del delicioso pandoro que tanto nos ha gustado, esta semana paso de lo tradicional a las tendencias actuales, como son los cupcakes.
Ninguna de nosotras podemos resistirnos a estos dulces que tantas combinaciones acepta y que son tan apetecibles a la vista. Me pareció buena idea combinar vainilla y chocolate, ya que me encanta cómo saben.
Son unos cupcakes de chocolate intenso con una sencilla buttercream de vainilla! Os encantarán! Apenas quedan en casa y vienen acompañados de un toque muy navideño!

Cupcakes navideños

Cupcakes navideños
 Ingredientes:

 Para unos 16 cupcakes:

-175 gramos de mantequilla
-175 gramos de azúcar
-3 huevos
-200 gramos de harina
-5 gramos de levadura en polvo
-50 gramos de leche
-1 cucharadita de esencia de vainilla
-2 cucharadas de cacao en polvo
-pepitas de chocolate

Para el glaseado:

-200 gramos de mantequilla
-400 gramos de azúcar glass
-1 cucharadita de esencia de vainilla
-4 cucharaditas de leche

Para decorar:

-Bolitas de azúcar rojas y verdes


Preparación:
En primer lugar batimos en un bol, mejor si es con batidora de varillas, el azúcar con la mantequilla. 
A continuación vamos añadiendo los huevos uno a uno sin dejar de batir.
Tamizamos la harina y la vamos agregando poco a poco a la vez que la levadura.
Luego le añadimos la leche y la cucharada de esencia de vainilla. 
Le agregamos 2 cucharadas de un buen cacao en polvo y por último las pepitas de chocolate.

Añadimos las pepitas de chocolate y...listo!

Precalentamos el horno a 180 grados, vertemos en cápsulas y las horneamos unos 20-25 minutos hasta que estén dorados y salga limpio el palillo. Os embriagará el aroma a cacao mmmm
Dejamos enfriar en una rejilla mientras preparamos el glaseado.
Vertemos en cápsulas
Y...Horneamos!

Para el glaseado vertemos en un bol la mantequilla a punto pomada y le agregamos las cucharaditas de leche. Vamos batiendo con la batidora de varillas y le vamos agregando poco a poco el azúcar glass y la esencia de vainilla.

Montamos la manga pastelera y a decorar los cupcakes a vuestro gusto. Yo utilicé la boquilla pequeña en o y la de estrella intermedia que se suele usar para hacer rosas. Finalmente decoramos con los sprinkles que deseéis. Yo elegí bolitas rojas y verdes para darle un toque navideño que combinara con el color de las cápsulas, muy acordes para estas fiestas!

Detalle de los cupcakes

Y después de esto, ya estarán listos para degustarlos. Están buenísimos y hay que aprovechar para hacerlos en estas fechas que la crema no se deshace con el frío!

Cuando regrese dentro de una semanita más o menos ya habrá pasado el día de Navidad así que:

¡¡¡Os deseo unas Felices Fiestas a todos!!!! Que paséis una gran Nochebuena y Navidad en compañía de la familia y amigos y a los que no os guste tanto estas fechas dejáos mimar un poco, que todos los días del año debería ser Navidad!!!

Vuelto pronto con una nueva entrada navideña! Feliz Navidad a todos! Un abrazo! ^^

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Pandoro

Hola a todos!!! Ya hace unos días que no paso por aquí y, como lo prometido es deuda, vengo con una receta muy navideña! ^^

En la actualidad es muy fácil encontrar este dulce navideño en los supermercados. Poco a poco se han ido introduciendo en nuestra cultura y me gustan mucho tanto el pandoro como el panettone. La primera vez que me hablaron de ellos fue en clases de italiano hace unos años. Los había visto antes pero no había prestado la atención suficiente ni sabía bien de qué se trataba.

Cuando probé el panettone, me encantó y el pandoro me resultó un bizcocho suave y muy rico con el toque de azúcar glass. Aún no tengo el molde de estrella que es el tradicional pero me he apañado con dos más pequeños, uno de brioche y otro de cupcake gigante jeje.

La verdad es que el resultado es muy bueno. Es una receta laboriosa, se necesita unas 20 horas entre reposo y demás pero la satisfacción de saborear tu propio pandoro no tiene precio! Era un reto que me había propuesto y....logrado está! Uno de los próximos es el panettone. A ver que sucede jeje. En casa ha gustado mucho y al no tener conservantes se endurece como bizcocho que es con el pasar de los días. Pero si hay golosos cerca no creo que le de tiempo a nada! ^^

Pasamos a la receta.

Pandoro 

Pandoro italiano. Delicioso!

Ingredientes:

Para la masa de arranque o esponja:
- 20 gramos de levadura fresca
- 60 gramos de agua templada
- 50 gramos de harina de fuerza
- 1 cucharada de azúcar
- 1 yema de huevo

Para la primera masa:
 - 5 gramos de levadura fresca
- 2 cucharadas de agua templada
- 25 gramos de azúcar
- 1 huevo
- 200 gramos de harina de fuerza
- 30 gramos de mantequilla a temperatura ambiente

 Para la segunda masa:
- 2 huevos
- 100 gramos de azúcar
- 1 vaina de vainilla
- 1 cucharadita de sal
- 200 gramos de harina de fuerza
 Última fase:
- 150 gramos de mantequilla a temperatura ambiente

Preparación: 

En la fase de la esponja, tamizamos la harina en un bol para darle aire y mezclamos la levadura con el agua templada y se la añadimos. Seguimos agregando el azúcar y la yema de huevo. Mezclamos bien y dejamos reposar una hora, tapando el bol con un paño.

Para la primera masa, disolvemos la levadura en el agua templada y se la añadimos a la masa de arranque. Continuamos agregando el huevo y el azúcar. Mezclamos bien y luego añadimos la mantequilla y la harina. Mezclamos hasta obtener una masa homogénea y elástica. Dejamos reposando hasta que doble el volumen. Unas dos horas.

Aspecto primera masa
Para la segunda masa, sacamos en primer lugar las semillas de vainilla de la vaina y la vamos agregando a los 100 gramos de azúcar. Sobre la primera masa se añade el azúcar con la vainilla, la sal, los dos huevos y la harina tamizada. Amasamos hasta conseguir que quede una masa homogénea, elástica y con buena textura. Amasamos.


Queda una masa muy agradable de tratar, parecida a la de los brioches. Ponemos en el bol y dejamos que repose un buen número de horas. En mi caso la dejé levando toda la noche. Triplicó el volumen.

Aspecto de la segunda masa...era enorme!

El siguiente paso es extender entre dos films de cocina los 150 gramos de mantequilla. Estiramos la masa en forma de rectángulo y le ponemos encima la placa de mantequilla que hemos extendido.

Extendemos la mantequilla entre dos trozos de film transparente.

Doblamos los bordes como se puede ver en las fotos y lo liamos en tres partes.Lo estiramos un poco con el rodillo, envolvemos en papel transparente y lo llevamos a la nevera para que repose media hora.



 
Sacamos nuevamente del film, le quitamos los dobleces, lo estiramos un poco con el rodillo y lo volvemos a liar y a envolver en papel film y a la nevera. Repetimos la operación una vez más. En total, reposa 1 hora y media.

A la nevera!

Luego amasamos y ponemos la masa en un molde previamente engrasado y dejamos que doble el volumen nuevamente.Ya sólo nos queda el horneado. 

Subiendo en el horno!
Horneamos 15 minutos a 180 grados y 30 minutos más a 160 grados. Yo he usado un horno con ventilador o convección. Si véis que comienza a dorarse mucho, bajamos a 160 para que no se queme. Pinchamos con el palillo hasta que salga limpio.

Y aquí está! Un delicioso pandoro que acompañado de un buen cappuccino oo caffé latte os embriagará!!! ^^

Dejamos enfriar unos 15-20 minutos y está listo para espolvorear con azúcar glass y saborear este pan de oro que tan famoso y tradicional es en Italia y que tanta satisfacción me ha dado probar mi modesta aportación.


Si tenéis tiempo os animo a que lo hagáis. Con un poco de paciencia se consigue.

Vuelvo pronto con nuevas recetas! Un abrazo enorme! ^^