Translate

sábado, 18 de marzo de 2017

Pastel clásico de limón y nueces

Hola muy buenos días a todos!!!

En esta ocasión vuelvo con una receta de ésas que haces continuamente pero entre una cosa y otra te das cuenta que nunca la has publicado. No sé si es por casualidad o porque es muy recurrida y al experimentar con otros ingredientes le van ganando terreno otras a la hora de publicarla.
Lo cierto es que esta es una receta sencilla, pero que guarda mucho en su interior. 

Hace diez años, desesperada porque me llamaron a última hora para empezar unas prácticas en Sevilla, me vi sin alojamiento y a través de una amiga me enteré que había una mujer mayor que alquilaba habitación. Al principio me sentí un poco reticente ante la situación porque después de vivir con compañeras varios años me suponía un cambio drástico en mi modo de convivencia: cenas con amigos, fiestas en casa, charlas hasta las tantas... 

Lo cierto es que, aunque Dolores era una mujer exigente y observadora, la fui conociendo poco a poco y entendiendo el por qué de su afán por el orden, la limpieza y...la cocina. En esa época llevaba unos veinte años viuda y me enternecía escuchar la radio a escaso volumen desde su habitación cada noche porque decía que le recordaba a su marido, pues él siempre se dormía con el sonido de las ondas.

Presentación en pizarra cortesía de Platos en Pizarra.com

Una mañana sacó de un mini horno que tenía un delicioso pastel de limón. A simple vista parecía el típico bizcocho. Pero de lejos se veía que el dorado era perfecto y, cuando lo probé, estaba jugoso, con frutos secos que le daban un punto aún más rico. Me gustó mucho y un día le pedí la receta. Recuerdo cómo me decía los ingredientes, con cuidado no me fuera a equivocar al apuntarlo. Hoy la guardo como oro en paño porque con el cariño que había depositado en ese pastel y la de veces que se había elaborado, no era para menos.

Hacía casi dos años que no sabía de ella. La he llamado algunas veces cuando venía de vacaciones del extranjero. El otro día la llamé y le encontré la voz muy desmejorada. Le costó reconocerme al principio.  Ha tenido problemas de salud pero sigue adelante. Siempre ha sido una mujer de ésas a las que admiramos porque ha llevado muchas cosas adelante, una luchadora nata. Hoy publico esta receta que tantos buenos recuerdos me evocan y por hacerle un homenaje a ella. Una abuela extra que me ha concedido la vida. La próxima vez que vaya a visitarla ¿sabéis qué le llevaré? Le llevaré su pastel para demostrarle lo importante que ha sido y sigue siendo para mí! 
No perdamos el valor que tienen la recetas de nuestras abuelas. Para mí son las más especiales!

Pasemos a la receta!


Pastel clásico de limón y nueces


Presentación en pizarra cortesía de Platos en Pizarra.com

Ingredientes:

- 3 huevos
- 1 yogur de limón o azucarado
- 2 vasos de harina*
- 2 vasos de azúcar*
- 1 vaso de aceite vegetal suave*
- 1/2 bolsa de levadura en polvo. (8 gramos)
- ralladura de medio limón si es grande o de uno si es pequeño.
- 25 gramos de frutos secos troceados al gusto (yo añadí avellanas y nueces)

*medida vaso de yogur que hemos utilizado. El estándar de 125 gramos.

Para el glaseado:

- 4 cucharadas de azúcar glass
- zumo de medio limón


Preparación: En primer lugar disponemos los ingredientes.

Batimos el azúcar con los huevos y la ralladura de limón. 
Agregamos a continuación el yogur. Mezclamos bien. Luego añadimos el aceite poco a poco sin dejar de batir. 


A continuación vamos incorporando la harina junto con la levadura previamente tamizadas poco a poco, para que se vaya integrando bien la masa. Una vez que quede homogénea le añadimos los frutos secos troceados al gusto. Engrasamos nuestro molde. Yo utilicé el clásico de plum cake. 
Vertemos la mezcla y horneamos a 180 grados una media de 45 minutos. Comprobamos que el palillo salga limpio y estará listo. Todo dependerá del tipo de horno. Dejamos enfriar.


Para el glaseado mezclamos bien el azúcar con el zumo de medio limón. Si veis que está demasiado espeso, podéis añadirle un poco más de zumo o rebajarlo con un poco de agua. Os encantará. Lo extendemos por nuestro pastel desmoldado. Esperamos que se seque y estará listo!


Ya podréis disfrutar de este clásico que tan recurrido es y no por ello menos especial. En mi caso le he aportado el icing que le da un toque diferente y lo hace aún más delicioso!

Tiene una textura suave y jugosa que hará las delicias de cualquiera que pruebe un trocito de este delicioso bizcocho.  
Espero que si no lo habéis hecho o queréis probar otra receta diferente me digáis que os parece. Vuelvo pronto con nuevas recetitas. Un saludo muy dulce! 

Presentación en pizarra cortesía de Platos en Pizarra.com



lunes, 27 de febrero de 2017

Flores de Carnaval

Hola muy buenas tardes a todos!! 

Vuelvo con una receta muy de esta época! Es que las serpentinas y los papelillos ya se ven por nuestras calles y qué mejor que acompañar este ambiente con estas flores de carnaval. 
Es tradición elaborar este tipo de "frutas de sartén" como se le suele conocer a esta variedad de repostería frita en estas fechas y en el mes de marzo. En Galicia son típicas en el mes carnavalero y en Extremadura y La Mancha se suelen elaborar de cara a Semana Santa. Lo cierto es que analizando las recetas de las distintas  provincias, coinciden en algunos ingredientes y procedimientos. En mi caso, he unido varias recetas, me he decantado por utilizar leche en la mezcla y le he dado mi toque personal añadiéndole amaretto y vainilla a la masa. Espero que os guste.  Pasemos a ella! 

Flores de Carnaval 



Ingredientes: Para 15-20 flores.

- 300 grs. de harina
- 300 grs. de leche
- 6 huevos
- Pizca de sal
- ralladura de media naranja
- 1 chorrito de anís o amaretto
- 1 chorrito de extracto de vainilla
- Aceite de girasol (para decorar)
- Molde de acero para flores

Para decorar:

Almíbar o azúcar

Preparación: En primer lugar batimos los huevos con la pizca de sal, luego añadiremos la leche, el licor, la ralladura y la vainilla.


A continuación añadimos la harina poco a poco, sin dejar de batir, hasta que quede una masa homogénea. Calentamos el aceite con el molde de las flores dentro.


Metemos el molde en el bol de la masa dejando un centímetro aprox. sin sumergir por arriba. Introducimos en el aceite. Freímos por ambos lados y secamos en papel absorbente. Antes de sumergir el molde en la masa cada vez que vayamos a freír una flor, debemos calentarlo previamente unos segundos en la sartén. Si no, se pegará la masa. 


Si al freír veis que no se desprende con facilidad, podéis ayudaros con un tenedor. Una vez frita las vamos dejando en papel absorbente. 



Para decorar vuestras flores tenéis dos opciones: La clásica, rebozada en azúcar o azúcar y canela recién frita. 

O bien elaborar un almíbar y sumergirlas en él. De las dos maneras están deliciosas.


Para el almíbar vertemos en una cazuela 750 ml. de agua a los que añadiremos 500 grs. de azúcar. Lo aromatizaremos con cáscara de naranja y una rama de canela. Removemos de vez en cuando. Lo mantenemos a fuego lento hasta que obtenga la consistencia acaramelada. Dejamos enfriar y ya está listo para sumergir nuestras flores!


Espero que os haya gustado la receta y os animéis a prepararla! Feliz Carnaval! Vuelvo pronto con más recetitas! Un saludo muy dulce!!! ;)



jueves, 2 de febrero de 2017

Muffins de naranja y chocolate

Hola muy buenas tardes a todos!

Vuelvo en esta tarde gris de febrero aunque no menos dulce, con una receta ideal para los amantes de la naranja y el chocolate. ¿Os gusta la mezcla de sabores? Esta propuesta os encantará. Son muffins con zumo de naranja y chocolate troceado en su interior!

Aunque ya elaboré en ocasiones anteriores el pastel de naranja y chocolate (delicia que nos encantó), encontré en un libro que denuncia los abusos que se establecen con la recolección, producción y comercialización del chocolate, (La amarga dulzura del chocolate, Troth Weels, Nikki Van Der Gaar, 2007), una receta que me pareció ideal para esta época del año, así como una manera de apoyar el comercio justo del chocolate, tan cuestionado y enjuiciado en la actualidad. 

Llevo un tiempo preocupada por el recorrido que lleva el chocolate que consumo y la verdad es que este tipo de información, además de nutrirnos en conocimientos, te plantea cuál puede ser el origen del chocolate que compramos en el supermercado, tienda o por internet y saber si estamos haciendo bien en comprarlo o no.

Os paso la receta a continuación! Que la disfrutéis! 

Muffins de naranja y chocolate


Ingredientes:Para unas 12 unidades.

- 225 gramos de harina
- 60 gramos de azúcar moreno
- 3 cucharaditas de levadura en polvo
- 120 ml. de aceite
- 120 ml. de zumo
- 1 cucharada de extracto de vainilla
- ralladura de media naranja
- 1 huevo
- 1 pizca de sal
- 80 gramos de chocolate troceado


Preparación: En primer lugar disponemos los ingredientes.


En un recipiente vertemos todos los ingredientes secos: harina, levadura, azúcar y sal. Tamizamos la harina y la levadura previamente.
En otro cuenco, hacemos lo mismo con los líquidos: aceite, huevo, leche, vainilla, zumo de naranja y la ralladura.

A continuación, batimos bien los líquidos y vamos agregando el contenido poco a poco, al recipiente del harina. Batimos hasta que quede homogéneo. Podéis ayudaros con una batidora de varillas.


Una vez bien mezclado añadimos el chocolate troceado. ñammm adoro el aroma de la naranja y el chocolate!


Vamos precalentando el horno a 200 grados mientras distribuimos la masa resultante en los moldes de papel, 2/3 de la capacidad de la cápsula.


Horneamos a 180 grados unos 20 minutos. Comprobamos que el palillo salga limpio, dejamos enfriar en una rejilla y....¡tenemos unos deliciosos muffins para acompañar la merienda o para empezar el día!


Espero que os haya gustado la receta. Os aseguro que vienen genial para estas tardes de invierno y lluvia. No os defraudarán! Si los elaboráis me encantaría que me mostrarais el resultado. 
Adoro febrero! Os prometo que vuelvo muy pronto con nuevas recetitas!!! Un saludo muy dulce!!!


domingo, 8 de enero de 2017

Tarta de manzana y melocotón

Hola muy buenas tardes a todos!!! 

Vuelvo en este 2017 con muchas ganas de elaborar nuevas recetas y compartirlas con vosotros para ayudaros a endulzar el día a día!!!! Espero que hayáis tenido muy buena entrada de año y que sea un buen año para todos aquellos que leéis estas líneas! Mis mejores deseos!

Regresamos con una tarta ligera de manzana. No es el mazacote que para nada apetecemos después de tanto polvorón, roscón y demás dulces navideños que a muchos nos hace perder el recuento de cuánto hemos comido estas navidades. 

La receta que os traigo es una tarta de manzana y melocotón en hojaldre como base y con crema pastelera de relleno. ¿Fácil? lo es y deliciosa lo es más todavía! Pasemos a cocina!

Tarta de manzana y melocotón



Ingredientes:


- 2 manzanas golden o reineta
- 4 mitades de melocotón en almíbar
- 1 masa de hojaldre especial repostería
- una pizca de canela
- una pizca de azúcar moreno
- zumo de medio limón
- 2 cucharaditas de mermelada de melocotón
- 15 gramos de mantequilla

Para el relleno de crema pastelera:

-1/2 litro de leche
- 100 gramos de azúcar
- 50 gramos de harina fina de maíz (maicena)
- 3 yemas de huevo
- 35 gramos de mantequilla
- piel de limón
- 1 vaina de vainilla

Preparación: En primer lugar disponemos los ingredientes:


Engrasamos nuestro molde con un poco de aceite vegetal o mantequilla y montamos la masa de hojaldre. Con un tenedor pinchamos en la base y en los laterales. Sólo un poco, no hace falta taladrar la masa! Pelamos las manzanas, el quitamos el corazón y cortamos por la mitad. Troceamos en rodajas. Los melocotones sencillamente los cortamos en rodajas también.

Ponemos la manzana en un bol y le añadimos el zumo del medio limón. Ponemos en el microondas unos 20 segundos. Nos servirá para que la fruta se ablande además de interrumpir su oxidación.


Una vez colocada nuestra masa de hojaldre le añadimos la crema pastelera que habremos elaborado y enfriado previamente o bien la víspera anterior. Os recuerdo la receta.

Para la crema pastelera: En primer lugar infusionamos la mitad de la leche con la cáscara de limón y la vaina de vainilla. Calentamos a fuego medio. Apartamos cuando hierva. A la otra mitad le agregamos las yemas de huevo, la maicena y el azúcar. Batimos enérgicamente. 

Apartamos los aromatizantes de la leche infusionada y le agregamos la de los huevos poco a poco mientras batimos con las varillas. Ponemos a fuego lento y batimos hasta que comience a espesar y quede homogénea. Apartamos e incorporamos la mantequilla para que la crema tenga una textura fina y no se forme costra. Ponemos un papel film sobre la crema y dejamos enfriar para utilizarla después en nuestro relleno.


Una vez rellena de crema pastelera, pasamos a la decoración con la fruta. Mientras tanto, ponemos a calentar el horno a 220 grados en modo tradicional.  En mi caso la decoré haciendo una flor. Comencé con la manzana. superponiendo los "pétalos", luego melocotón y así sucesivamente hasta terminar con el melocotón como centro de nuestra flor afrutada. 


Espolvoreamos una cucharada de azúcar moreno y una pizca de canela por encima de nuestra tarta. Luego cogemos tres cucharaditas de mantequilla y ponemos cada una en un lado de nuestro pastel. 


Horneamos a 220 grados modo tradicional 30 minutos y a 220 grados con ventilador 10 minutos más. En total son 40 minutos de horneado. Sacamos cuando veamos que está bien dorada. Pintamos con las dos cucharaditas de mermelada.  Dejamos enfriar y... lista para ser servida!


Hice la tarta para el cumpleaños del hermano de una amiga y gustó bastante. La he hecho para el cumpleaños de mi abuela y le encantó al igual que nosotros! Es súper ligera y la crema es muy suave! Espero que os guste! En casa ya la están pidiendo de nuevo.... Vuelvo pronto con más recetitas! Un saludo muy dulce! ;)

domingo, 11 de diciembre de 2016

Milhoja navideña

Hola muy buenas tardes a todos!!!

Regreso con una receta ideal para el postre. Ahora que se acercan las fechas navideñas estamos pensando en cómo organizar la cena de nochebuena, la comida de navidad, la nochevieja... Muchas veces no sabemos qué postre presentar en nuestra mesa porque a veces necesitamos más tiempo de elaboración y no obtenemos el resultado deseado. 

Están muy de moda los clásicos troncos navideños y demás pero os propongo algo diferente y sencillo. Una milhoja navideña rellena de crema pastelera, chocolate blanco, negro y con nueces. La fusión de estos ingredientes es deliciosa! Lo más laborioso es la crema pastelera, por lo demás os resultará fácil de cocinar y además podéis rellenar y presentar como más os guste.

Esta receta participa en el "Concurso Postres Navideños 2016" de Tiendeo. La tienda donde encuentro más descuentos en mi zona es Alcampo

Milhoja navideña




Ingredientes:

- Hojas de pasta filo (las que necesitéis para forrar vuestro molde + las capas)
- Crema pastelera. Podéis utilizar natillas u otra elaboración.
- Chocolate blanco y negro troceado. 100 gramos de cada tipo.
- 50 gramos de nueces troceadas
- Mantequilla para pintar. 50 gramos
- Chocolate de cobertura y estrellitas de chocolate para decorar

Para la crema pastelera:

- 3 yemas de huevo
- 100 gramos de azúcar
- 1/2 litro de leche
- 1 vaina de vainilla
- 50 gramos de harina
- peladura de limón



Preparación: En primer lugar comenzamos con la crema pastelera. Infusionamos la leche con la vaina de vainilla y la peladura de limón. Mientras tanto, vamos batiendo las yemas con el azúcar.


Cuando mezclemos bien añadimos la harina. Seguimos batiendo. 


Cuando la leche comience a hervir la añadimos al cazo de la mezcla de los huevos y batimos enérgicamente a fuego lento. (Colamos previamente la vainilla y la peladura)


Poco a poco comenzará a espesar nuestra crema pastelera. ¡No dejéis de removerla! Cuando comience a hervir la primera gota, retiramos. Vertemos en un bol, la tapamos con un film transparente para que no forme costra y la dejamos enfriar a temperatura ambiente.


A continuación pasamos a montar el postre


Cortamos las hojas de pasta filo en función de la medida de nuestro molde. Ponemos una en la base, la pintamos previamente con mantequilla.  Luego ponemos las que van en posición horizontal, vamos pintando cada una de las hojas con mantequilla. Podemos hidratar la masa salpicando el molde con unas gotitas de agua.  

Rellenamos con una capa de crema pastelera, nueces y chocolate, ponemos otra hoja vertical de pasta filo y vamos formando capa tras capa hasta llegar a la base. Cerramos con una última hoja, pintamos de mantequilla, hidratamos un poco, cortamos los bordes que nos sobran y le haremos unos agujeritos con el cuchillo. Con dos o tres va estupendo.  Horneamos a 180 grados unos 40-45 minutos. Todo depende de vuestro horno. Si podéis utilizad la opción ventilador. 


Dejamos enfriar y luego decoramos al gusto. 


Espero que os haya gustado la receta y os animo a hacerla en estas fiestas. No os defraudará. La hicimos ayer y la verdad es que ya no queda! Vuelvo pronto con más recetitas! Un saludo muy dulce!!!