Translate

miércoles, 30 de marzo de 2016

Rosquillas de almendras y crema de avellanas

Hola a todos!
Vuelvo en esta ocasión con una receta genial de un chef argentino que admiro muchísimo, Gonzalo D'ambrosio, con la que participo a su vez en un concurso de Canal Cocina. Me llamaron la atención estas rosquillas tan apetecibles. Además de las clásicas de almendras, propongo las de crema de avellanas...no os podéis imaginar lo ricas que están! Doy fe. Enamoran desde el aroma que emana el horno al cocinarse y lo deliciosas que están cuando le das el primer bocado! Me uno al movimiento #recetagordor! 
Pasemos a la receta! 

Rosquillas de almendras y crema de avellanas




Ingredientes: Para la masa de unas 25 rosquillas:

- 500 gramos de harina de fuerza
- 100 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
- 1 cucharada de azúcar
- 1 cucharada de sal
- 20 gramos de levadura fresca
- 150 ml. de leche
- 1 huevo
- 1 cucharada de vainilla en pasta

Para el relleno

De almendras:

- 150 gramos de almendra en polvo
- 50 gramos de azúcar
- 1 cucharada de amaretto
- 1 chorrito de agua

De crema de avellanas:

- 150 gramos de crema de avellanas
- un puñado de trocitos de avellana

Para el glaseado:

- 100 gramos de azúcar glass
- 1 cucharada de agua


Preparación: En primer lugar disponemos los ingredientes.


Comenzamos haciendo un volcán con la harina de fuerza a la que iremos añadiendo el azúcar y la sal. Luego añadiremos la levadura, la vamos disolviendo con las manos en la harina. A continuación añadimos la leche a temperatura ambiente, el huevo, la esencia de vainilla y la mantequilla.


Amasamos hasta que nos quede una masa elástica. Si veis que le falta líquido, añadidle un poco más de leche. Cada masa según la humedad del ambiente y la harina utilizada es un mundo! La dejamos reposar en un bol con un paño hasta que doble el volumen, 


La dividimos en 4 partes iguales. Cada una de ellas las estiraremos en forma de rectángulo para formar un sandwich. El primero lo rellenaremos con la almendra. Para ello mezclamos la almendra en polvo, con el azúcar, el agua y el amaretto. Extendemos bien en uno de los rectángulos ayudándonos de una espátula. Tapamos con la otra masa rectangular y cortamos en tiras.


Haremos lo mismo con la crema de avellanas. Si véis que está difícil de manejar, ponedla en un bol y la calentáis unos segundos en el microondas. La extendemos bien. Tenía unos dados de avellana y se los agregué. El resultado es espectacular!


A continuación, enrollaremos las tiras sobre sí mismas e iremos cerrándolas formando de esta manera una espiral en forma de rosquilla. Vamos precalentando el horno a 180 grados. Las vamos poniendo en papel de horno. Horneamos a 180 grados unos 20 minutos. Retiramos en cuanto estén doradas.


Dejamos enfriar y preparamos el glaseado. Mezclamos el agua con el azúcar glass y vamos haciendo hilos con la cuchara sobre nuestras rosquillas. ñam ñam


Espero que os haya gustado la receta. No os podéis imaginar el aroma a dulce que desprende el horno. Cuidado con los vecinos! jeje. Ha sido un triunfo absoluto en casa, están deliciosas y cualquier excusa vale para coger una del tupperware. ;)


Un saludo muy dulce y vuelvo pronto con más recetitas!